×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 352

Más con Menos.

Los gobiernos municipales no se encuentran con un 2015 prometedor en materia de financiamiento para las obras públicas, un aspecto crucial para un país con un rezago en infraestructura básica considerable. Con la caída en los precios del petróleo y un crecimiento esperado de un 3.5% del PIB para el año que inicia, lo más probable sería esperar una reducción del gasto público. Lo que quiere decir menos presupuesto extraordinario de fuentes federales y estatales para los municipios, e incluso la probabilidad de que las participaciones se vean reducidas. Al escenario económico adverso tenemos que sumarle que el calendario electoral marcará la pauta de los tiempos, formas y prioridades de los principales programas que bajan a los municipios. Por ello es importante que los gobiernos locales consideren las estrategias para enfrentar los escenarios que marcarán el 2015. Para ello identificamos tres temas: eficacia, eficiencia y transparencia.

Gobierno eficaz: Hacer más con menos.

Si bien los recursos extraordinarios siempre son útiles, también es fundamental ser más eficientes y eficaces con los recursos propios. Un gobierno municipal eficaz requiere un equipo de trabajo fuerte y profesional. La tarea política del Presidente Municipal debe estar acompañada y ejecutada por un equipo técnico de confianza. Las herramientas estadísticas no son utilizadas en forma suficiente como base para la elaboración de políticas y programas de gobierno, y los planes rara vez se utilizan como herramientas de gestión y evaluación.

Para ser más eficaces en el uso de los recursos un primer paso es actualizar las estadísticas municipales. No sólo serán útiles para tener bien identificadas las necesidades y rezagos de nuestra localidad y con ello desarrollar programas más eficaces, sino que serán un portafolios muy útil a la hora de justificar "la parte social" de cualquier proyecto de infraestructura social, tema por el que son rechazadas la mayoría de expedientes técnicos.

Eficiente: menos burocracia.

Ser más eficiente en los procesos administrativos implica tener ciudadanos más satisfechos cuando se acerquen a realizar algún trámite con nosotros. Es fundamental para los gobiernos municipales el uso de las tecnologías de comunicación en una sociedad cada vez más conectada. Si bien, aún no todos los hogares cuenta con una computadora con acceso a internet, el crecimiento de la tecnología móvil a disminuido considerablemente la llamada "brecha digital": se estima que en 2015 el número de celulares duplique al número de habitantes en nuestro país. Entonces podemos contar con tecnología barata que nos puede ayudar a simplificar los trámites. El otro paso es actualizar nuestro marco jurídico para mejorar los reglamentos y que no sean un obstáculo.

Para ser más eficientes: profesionalización del servicio público y reducción de la burocracia. Si bien es complicado, introducir reformas internas es posible, y de hecho, una de las atribuciones del Ayuntamiento. Además podemos ayudarnos de los programas federales y estatales de modernización administrativa y del Programa de Desarrollo Institucional Municipal*, mediante el cual podemos destinar el 2% del FAIS a la capacitación del personal, la mejora de los sistemas contables, entre otros temas.

Gobierno abierto y rendición de cuentas.

Para el presente año los casos de corrupción a nivel local se vuelven un gran foco de atención, sobre todo después de los lamentables hechos ocurridos en Iguala, Guerrero. Tomar con mayor seriedad el tema de gobierno abierto podría ser al menos una muestra de que contamos con voluntad política y estar a la altura de la sociedad que reclama mayor rendición de cuentas.

Ser un gobierno abierto no sólo es cumplir con la legalidad de disponer un portal de transparencia, pues muchas veces esta herramienta no es realmente accesible para el ciudadano común que no cuenta con las herramientas y el conocimiento para su ejercer su derecho al acceso a la información. Ser un gobierno abierto es sobre todo tener una actitud predispuesta de rendición de cuentas, basada en la integridad y en la mejora de las políticas específicas de transparencia. Para ello también es indispensable contar con una buena estrategia de comunicación gubernamental. Además, contar con una ciudadanía que tenga certeza de la labor que hace el gobierno es indispensable a la hora de votar: si la gente sabe que se hizo un buen gobierno, es muy probable que siga dándole el respaldo mediante el voto al mismo proyecto político.

Fortalecer las áreas de control y auditoría interna representan un desafío, pero en el contexto nacional actual representan un área de oportunidad en tanto que un gobierno municipal promueve, en el marco de sus atribuciones como Municipio Libre, una reforma interna que le respondan a la ciudadanía las demandas de eficiencia, eficacia y rendición de cuentas. Es hora de abrir la puerta a los gobiernos inteligentes. Es una tarea difícil y de largo aliento, para la cual se precisaría más que un año o quizás un período, pero al menos podemos identificar algunas de las metas concretas para poder lograrlo.

Visto 5342 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Contacto

Ometusco 35

Col. Hipodromo Condesa,

Delg. Cuauhtémoc, Ciudad de México,

Tel: (55) 57 09 58 16